Ser Cofrade...

Como se recoge en el Libro del Eclesiastés, 11.5 “Los caminos de Dios son misteriosos como la senda del viento, o como la forma en que el espíritu humano se infunde en el cuerpo del niño aun en el vientre de su madre”, así son los caminos que nos han traído para formar parte de la Archicofradía, o lo que es lo mismo ser cofrade.

Por lo que formar parte activa de la Archicofradía, o lo que es lo mismo, ser cofrade, se podría intentar resumir en estos puntos, desde nuestro humilde punto de vista:

Ser cofrade, es un sentimiento tan arraigado en tu interior, una devoción, que forma parte intrínseca de tu vida.

Ser cofrade, es escoger el camino menos fácil, pero a la vez el más gratificante siempre actuando como el BONUS PATER FAMILIAS que nos contempla desde el Camarín.

Ser cofrade, es vivir cada segundo de tu vida, intentando poner en práctica con mayor o menor éxito las enseñanzas de Nuestro Padre Jesús.

Ser cofrade es formar parte de una Comunidad, de una familia.

Ser cofrade, es enfrentarse a la vida, con sus pros y sus contras, dejándola en manos de Nuestro Padre Jesús.

Ser cofrade, es, perdonar las ofensas que recibimos, como son perdonadas las nuestras.

Ser cofrade, es querer al prójimo como a ti mismo.

Ser cofrade, es preocuparse con hechos por aquellos que se encuentran en una situación más desfavorable.

Ser cofrade, es como dijo San Francisco de Asís, predicar el Evangelio en todo momento, y cuando sea necesario utilizar las palabras.

Ser cofrade, es participar con la mejor de las sonrisas, y ganas en todos y cada uno de los actos, actividades y cultos que se realizan los 365 días de año.

Ser cofrade, es involucrarse en todos los proyectos que se ponen a tu alcance.

Ser cofrade, es, olvidarse del "YO"  y sustituirlo por un "NOSOTROS".

Ser cofrade, es amar a tu familia, a tu espos@, a tus hijos, a tus mayores, a los que te rodean como Nuestro Padre Jesús nos amó.

Ser cofrade, es sacar cinco, diez minutos, una hora, o miles, en formar parte activa de la vida de la Basílica, y todo lo que le rodea

Ser cofrade es, es, es….

 

Si te has sentido identificado en alguno de los anteriores puntos, no lo dudes, estas llamado a formar parte de la Archicofradía, aunque aún no lo sepas, por lo que te invitamos a vivirla con nosotros...

© 2016 Archicofradía Primaria de la Real e Ilustre Esclavitud deNuestro Padre Jesús Nazareno